Análisis de transacción: El trato de compensación de Mancini; Cutch puede volver a casa otra vez


Image credit: © Brad Penner-USA TODAY Sports

Traducido por Fernando Battaglini

Los Cachorros de Chicago firman al agente libre 1B/J Trey Mancini a un contrato de dos años y $14 millones con una cláusula de exclusión condicional después del primer año.

Con el libro de Baseball Prospectus en el espejo retrovisor y los segmentos desplazados de mi vida volviendo a sus posiciones habituales, tuve la oportunidad de jugar uno de los mejores y más tontos videojuegos de 2022: el futuro clásico, Power Wash Simulator.

Es más o menos exactamente lo que parece. Está equipado con una manguera (inalámbrica, sin tanque) y un suministro infinito de agua a presión, y su trabajo consiste en lavar cosas: bicicletas, edificios, parques infantiles. Completar trabajos le permite ganar dinero y gasta ese dinero para comprar cosas para su trabajo, en lo que es uno de los aspectos más realistas del juego, incluidos nuevos dispositivos, archivos adjuntos y productos químicos. Ese no es el punto. El juego consiste en que vas dando vueltas, señalando las cosas y viendo cómo se limpian. Es mejor jugabilidad de lo que parece, lo prometo. Al fin y al cabo: qué es una manguera, sino una pistola que cura.

En la misma línea, enero podría ser el Power Wash Simulator de meses en el calendario de béisbol. La mayor parte del estrés se ha ido, las grandes decisiones se han tomado o despejado. Ahora, los fanáticos de 30 equipos pueden mirar sus listas y ver su forma, debajo de todo el barro y la suciedad. Todo lo que queda es que cada club haga un poco de limpieza sin prisas.

Para los Cubs, eso significó fichar a Mancini, el ex pseudo capitán de Baltimore, que tuvo problemas en su otoño vistiendo un color naranja diferente en Houston. El toletero diestro parecía un ajuste ideal para Minute Maid, pero tal vez el encanto de los Crawford Boxes, especialmente después de escapar de la sombra del jardín izquierdo de Camden Yard para lanzadores que no lanzan bien, resultó demasiado para él. Mancini aumentó su tasa jalar lanzamientos (48.5 por ciento) pero su tasa de bateo de línea se desplomó (17.8 por ciento) y su tasa de pop-up saltó del 7.5 por ciento al 12.5 por ciento. Dusty Baker finalmente se alejó de él en la Serie Mundial, pero terminó manejando solo un sencillo y una base por bolas en 24 apariciones en el plato en los playoffs. Es injusto cuando las muestras pequeñas se enfatizan con cambios uniformes.

Se muda a un club de Chicago que necesitaba desesperadamente energía de las fuentes tradicionales. Los espacios 1B/DH de los Cachorros se combinaron para un OPS de .657, solo una pestaña por delante de Pittsburgh en el último puesto de la Liga Nacional. Parecían dirigirse a la temporada 2023 con el prospecto de slugging Matt Mervis en la esquina fría, pero la semana pasada el equipo firmó tanto a Mancini como a Eric Hosmer, aunque este último no debería presentar mucha oposición si el novato llega al campamento bateando. como lo dejó en la AFL. Mancini se adapta mejor a DH en este punto, y ofrecerá su producción habitual de nivel 110 DRC+. Es una marca que solo dos Cubs superaron el año pasado, y uno de ellos es ahora un Cardinal.

Eliminado de la presión de contribuir con un contendiente a la Serie Mundial, Mancini es el bate más predecible que existe. Es satisfactorio tomar a un jugador así y colocarlo en una alineación, mover el resto de las piezas y luego aplaudir de esa manera que la gente solo hace cuando ha limpiado algo. Después de todo, para eso es esta época del año: para poner las cosas en orden y luego mirarlas, como objetos de colección en exhibición. Eventualmente tendrán que jugar, y fallar, y lastimarse, y todo se romperá y desordenará justo a tiempo para limpiarlo nuevamente el próximo año. En Power Wash Simulator, el mundo nunca más se ensucia. Es la misericordia más grande que un juego puede tener. El béisbol, por su parte, tiene que seguir viviendo.

Los Pirates de Pittsburgh firman al agente libre J Andrew McCutchen a un contrato de un año y $5 millones.

Joseph Campbell nos enseñó que volver a casa, se suponía que era un acto de cerrar el círculo, regresar a casa con el elixir o el anillo o el macguffin y compartirlo con la gente de uno. O, para decirlo en términos de la vida real, mudarse de nuevo a la casa de su infancia, la habitación repentinamente diminuta con los mismos rasguños en el alféizar de la ventana, el mismo aire, para cuidar a un padre enfermo.

Esto no se parece tanto a mudarse de nuevo a tu ciudad vieja después de un tiempo fuera y quedarte con tus padres durante un par de semanas mientras buscas un nuevo apartamento. Todavía no es el canto del cisne para el cinco veces All-Star, quien, a pesar de una disminución visible en sus treinta, todavía tiene uno o dos años más en su bate. Y McCutchen apenas está pasando la antorcha a una nueva generación de Piratas, dado que el equipo ha estado escuchando ofertas por su sucesor en Bryan Reynolds.

Aun así, McCutchen representa lo último en un reciente avance hacia la competencia de los Pirates, que ya han entregado contratos a veteranos como Carlos Santana, Rich Hill y… bueno, solo esos tres, pero es un paso adelante. Si el equipo evita vender a su mejor jugador en Reynolds, como lo refleja la temperatura actual de la estufa, este es probablemente el mejor equipo de los Pirates en años. Antes de que te emociones con eso, recuerda que 70 victorias bastarían.

McCutchen está programado para comenzar la mayoría de los días en la izquierda, dada la presencia tanto de Santana como de la adquisición a través de intercambio de Ji-man Choi. Eso podría ser perturbador para el cuerpo de lanzadores, dependiendo de la métrica defensiva que preguntes. Mientras tanto, se mantiene juicioso en el plato, pero el ISO decreciente (.148, el mínimo de su carrera) y las velocidades de salida significan que es muy probable que comience a ver más strikes en el futuro cercano, ya que los lanzadores lo obligan a poner la pelota en juego. Se suma a la sensación, como con todos los agentes libres de los Pirates, de que esta es una audición de tres meses para servir en el banquillo de un contendiente, mientras que los fanáticos veteranos tienen la oportunidad de recordar los días felices en la juventud del ex jardinero central.

A veces, permanecer en su antigua habitación es simplemente permanecer en una habitación. Lo único triste de esto es que desearías que pudiera significar un poco más de lo que significa.

Los Reds de Cincinnati firman al agente libre SP Luke Weaver a un contrato de un año y $2 millones.

Weaver, un jugador seleccionado en la primera ronda, era un poco raro en el mercado de este año. Al ingresar a su temporada de 29 años, era uno de los lanzadores más jóvenes disponibles, y por una buena razón: los Royals lo habían cortado con una semana restante en la temporada, lo recogieron los Mariners, luego no lo licitaron para evitar un salario estimado de $3 millones en su último año de arbitraje. Todos quieren llegar a la agencia libre lo más rápido posible, pero tal vez no de esta manera.

Weaver es igualmente peculiar desde un punto de vista estadístico. Registró una efectividad de 6.56, que es una buena manera de hacerse pasar de un equipo a otro, pero se basó en un BABIP de .429 y una tasa de abandono del 58.6 por ciento. También obtuvo un FIP de 2.69, gracias a un porcentaje de HR/FB de 2.4 que no es más que una locura de muestra pequeña. (El único jonrón de Weaver permitido en 35 entradas hubiera sido, si hubiera lanzado en Great American Daily, seis). 70 entradas, un número que solo ha superado una vez en sus siete años de carrera.

En otras palabras, es un titular para la parte inferior de la rotación de los Reds, que aprendieron media lección de la debacle de Mike Minor del año pasado. Después de perderse los primeros dos meses de la temporada con una distensión en el flexor, Weaver no pudo entrar en la rotación en su regreso y, en cambio, disfrutó del premio de consolación que fue aumentar su velocidad. Ya básicamente un lanzador de dos lanzamientos trató de lanzar su cambio de velocidad más como un lanzamiento fuera, tirándolo fuera de la zona. No fue una mala idea, dado lo fácil que era golpear el lanzamiento en la zona, y vio la tasa de persecución más alta de su carrera. También vio la tasa de contacto más alta de su carrera, y lanzar menos strikes condujo, como era de esperar, a menos conteos de 0-1.

Al describir el movimiento, se citó al gerente general de los Reds, Nick Krall, diciendo: “Simplemente agrega otro lanzador que te da algunas entradas y competencia a partir de los entrenamientos de primavera. ¿Quién sabe?”

Béisbol de los Reds. Atrapa la emoción.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now




This story originally Appeared on Baseball Prospectus

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here