Los Pirates ofrecerán, nuevamente, cobertura profunda de la liga


Image credit: Charles LeClaire-USA TODAY Sports

Traducido por Fernando Battaglini

De los 30 rosters en las mayores, los Pirates son sin duda uno de ellos e inspeccionar la colección de botín de Pittsburgh puede hacer que el viaje sea monótono. Después de Oneil Cruz, Ke’Bryan Hayes, y Roansy Contreras, pocos Pirates cuentan con herramientas llamativas y atractivas. Pero debajo de la punta de la lista de los Bucaneros podría haber algún valor oculto. No parece haber una gran brecha de talento entre los jugadores #7 y #40. Es relativamente profundo pero, en última instancia, no claramente excelente, y seguramente ofrecerá oportunidades individuales a algunos jugadores intrigantes a lo largo de la temporada. Darius Austin nos inició, pero repasemos a algunos de ellos, que están preparados para ocupar la profunda lista como muchos de ellos lo hicieron el año pasado y ofrecer cobertura en caso de apuro.

Endy Rodriguez, C

Rodríguez tiene la ruta interna para formar parte de la lista del Día Inaugural de Pittsburgh. Es el único receptor en la lista de 40 hombres después del recién firmado Austin Hedges, quien ofrece poco o nada ofensivamente (.489 OPS la temporada pasada, .578 de carrera) y todo detrás del plato (12.6 FRAA la temporada pasada, 4to en MLB).

Pero los bates productivos y poderosos son el bien más necesario en Pittsburgh, y Rodríguez puede ofrecer al menos lo último en las mayores. Fue quizás el bateador con mejor crecimiento en las ligas menores el año pasado, lanzándose a sí mismo a través de tres niveles de pelota mientras tenía una línea .323/.407/.590 con 25 jonrones y 95 carreras impulsadas en 125 juegos. Comenzó la temporada destrozando la Sally League antes de ser llamado a Doble-A y, a fines de septiembre, a Triple-A Indianápolis. Rodríguez cuenta con una maravillosa disciplina en el plato (tasa de boletos de 11.1 en 2022) mientras pone la pelota en juego (tasa de ponches de 17.7) y ha progresado defensivamente durante el último año.

Es difícil medir el valor de fantasía de Rodríguez para la temporada 2023. Su ADP en este momento es 517.  31esimo entre todos los receptores. Con toda probabilidad, comenzará el año en Triple-A para obtener más experiencia como uno entre Jason Delay o Tyler Heineman se ocupen del papel de receptor suplente. Pero Rodríguez también podría estar peleando contra Henry Davis por ganar tiempo en Triple-A, por lo que es difícil decir cuándo debutará cualquiera de los dos prospectos en el PNC Park. Tomarlo como un segundo receptor de tiro en la oscuridad es optimista en este momento.

Connor Joe, 1B/J

Puse todas mis fichas en Connor Joe  la temporada pasada, pero no pudo replicar su éxito de 2021 con los Rockies. Su promedio bajó de .285 a .238 mientras que su slugging cayó 110 puntos. El 18 de diciembre, los Rockies entregaron a Joe a los Pirates, el club que originalmente lo seleccionó en la primera ronda del draft de 2014.

Ahora, Joe luce como un bate de banca en este momento, probablemente con Jack Suwinski en el jardín izquierdo y quizás Ji-Man Choi en la primera base. Pero hay un camino para que gane alrededor de 300 apariciones en el plato con los Pirates este año, si los que están por encima de él en la lista tienen problemas o se lastiman. Todavía tiene un buen proceso en el plato: según Statcast, su tasa de bases por bolas estuvo en el 10 por ciento superior de los bateadores el año pasado, mientras que su tasa de persecución estuvo en el 13 por ciento superior de los jugadores que jugaron al menos tanto como él. Solo los Angelinos (25.7 por ciento) se poncharon con más frecuencia que los Pirates la temporada pasada (25.3), por lo que Derek Shelton podría usar a Joe para crear una alineación más orientada al contacto. De cualquier manera, espero que comience a jugar todos los días en algún momento de esta temporada, especialmente si Suwinski, a quien le quedan dos opciones de ligas menores y tiene problemas para hacer contacto, tiene problemas en el jardín izquierdo.

Ji Hwan Bae, 2B

Un especialista en contacto, Bae podría ser el heredero aparente de Adam Frazier en la segunda base en Pittsburgh. Hizo su debut en las Grandes Ligas en septiembre pasado y jugó 10 juegos sólidos, bateando .333/.405/.424 con seis carreras impulsadas y tres robos. Es un excelente corredor de bases que ya ha hecho uso de las nuevas reglas del béisbol con 30 robos en 108 juegos en Triple-A la temporada pasada. También redujo su tasa de ponches de 2021 en Doble-A (22.7 por ciento) a 2022 en Triple-A (16.9 por ciento). Por lo menos, Bae puede ser difícil en las mayores. No puedes esperar mucho poder de él, pero puede embasarse, robar bases y anotar algunas carreras en la parte inferior de la alineación.

Por ahora, está detrás de Rodolfo Castro en la tabla de profundidad. Castro es un bate más potente (11 HR en 278 PA el año pasado), pero también sufre ataques de abanicados. Se ponchó 26.6 por ciento del tiempo en 2022 con los Bucs mientras registraba un OBP por debajo de .300. A la larga, creo que Bae ayuda más a los Pirates en la posición. Una vez que gane más tiempo de juego, Bae se convertiría en una intrigante jugada de fantasía en la piedra angular, especialmente en las ligas exclusivas de la Liga Nacional.

Luis Ortiz, Lanzador Abridor

Probablemente esté familiarizado con Ortiz debido a sus tres grandes aperturas para comenzar su carrera en la MLB en septiembre pasado antes de un verdadero mal olor el 1 de octubre en St. Louis (0.2 IP, seis carreras, tres bases por bolas). Permitió solo un hit en cinco entradas y dos tercios en blanco en su debut contra los Reds antes de limitar a los Yankees a solo dos carreras en cinco entradas en su segunda apertura. También permitió una carrera en 4 2/3 entradas contra los Cubs. En total, registró una efectividad de 1.17 en 15 1/3 entradas en ese trío de aperturas, lanzando una bola rápida animada (98.4 mph) y un slider tentador, lo que indujo una tasa asombrosa de 47.3 por ciento de abanicados.

A pesar de su mala actuación en St. Louis, Ortiz terminó el año con una línea de los oponentes de .136/.261/.220. Son solo 16 entradas, y permitió solo un BABIP de .171 con una tasa de bases por bolas preocupante del 14.5 por ciento, pero el comienzo de su carrera en las grandes ligas es tentador debido a su claro talento en las grandes ligas. Es uno de los más dinámicos que ha tenido el club en mucho tiempo. Las adquisiciones del club de Rich Hill y Vince Velasquez probablemente lo lleven a Triple-A para comenzar el año, pero dados sus antecedentes, es difícil imaginar que estará abajo a largo plazo.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now




This story originally Appeared on Baseball Prospectus

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here